La seguridad privada en España será subordinada, complementaria y coordinada con la seguridad pública y para que así sea se harán comisiones de coordinación. La seguridad privada que viene

La seguridad privada que viene

lunes, 13 de mayo de 2013
Sergio García Cruz

El Gobierno, al parecer, empieza a ser consciente de que ya no puede seguir desviando balones en materia de seguridad hacia las comunidades autónomas o, peor aún, hacia los municipios, que tiene sus recursos económicos muy limitados -máxime cuando a ambos se les está apretando duramente en relación con el déficit y los límites establecidos.

Empieza a ser consciente también de que apenas se convocarán ya más plazas de Policía, empezando por ellos mismos, que están convocando para el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil cantidades irrisorias que no cubrirán no ya el ratio ideal, sino que el mínimo del mínimo está cayendo, ya que las jubilaciones y otros imprevistos superan en cantidad considerable a las plazas convocadas, lo que provoca que los datos no sean demasiados esperanzadores. Y, mientras tanto, los delitos aumentan y lo seguirán haciendo, a pesar de lo que digan las estadísticas que siempre son favorables, cosa misteriosa, pero es así.

Viendo este panorama, el Gobierno ha pensado que la solución más coherente es añadir efectivos, pero ¿cómo? Pues haciendo que la seguridad privada sea publica en cuanto a su cometido. De esta manera, se quiere conseguir no solo que la seguridad privada aporte una información vital para el cometido policial, sino que además haya una colaboración mucho más activa, aprovechándose de los servicios de la seguridad privada, que a veces serán costeados por un particular y otras veces por la Administración pero a un precio mucho más económico que si fueran Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Se produciría además, un ahorro cuantioso en materia de formación y demás condiciones. Pero no solo eso, sino que aparte recibiría ingresos por parte de las academias de seguridad, de los aspirantes, de las empresas, y de una multitud de tasas varias.

Ahora bien, ¿hasta dónde llegará la seguridad privada? En primer lugar, antes quieren dejar las cosas más claras en cuanto a las competencias entre el Estado y las comunidades autónomas (en cuanto a esto, Canarias debería tomar parte activa). En segundo lugar, tras esta medida se esconde el deseo de acabar con el fastidioso intrusismo que ha sido la causa de la quiebra de muchas empresas. Tercero, la seguridad privada será subordinada, complementaria y coordinada con la seguridad pública y para que así sea se harán comisiones de coordinación.

Han configurado una seguridad más pública que la que había hasta la fecha. La seguridad privada hasta este momento estaba restringida a una parcela muy privada, y ahora se abre el abanico posibilidades, y también el control sobre ellas. Eso sí, mientras unos crecen otros retroceden, es el caso de los detectives privados, para lo que habrá un mayor control y peores expectativas de negocio.

Se les reconoce su condición de agentes de la autoridad cuando estén debidamente identificados, ejerzan sus funciones, y actúen con los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o siguiendo sus instrucciones, elevándolos a la categoría la de autoridad a efectos de su protección penal cuando se trate de agresiones.

En resumen, se trata de una ley de carácter general que establece principios y preceptos básicos, dejando los detalles para normativa de inferior rango, que ofrece una mayor flexibilidad, para que el Gobierno vaya concretándolos según las circunstancias y cambios de la sociedad.
Enlace Video informativo : http://www.siseguridad.biz/p/nuestros-servicios.html

Julián Flores Garcia | URL: http://wp.me/p2mVX7-Gb
Dejar un comentario
30 abril, 2013 por Julián Flores Garcia

Enlace Video informativo : http://www.siseguridad.biz/p/nuestros-servicios.html
http://www.siseguridad.eu
http://www.siseguridad.biz

http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos


Fuente :http://www.sanborondon.info/content/view/52975/1/

La Guardia Civil desmantela una red que asaltaba empresas y entidades bancarias mediante el procedimiento del butrón

14 / 05 / 2013 Madrid / Ciudad Real / Alicante
Se han detenido a SIETE personas de origen kosovar y se han imputado a CUATRO españoles que estaban relacionados con la red
La organización ocultaba en una furgoneta estacionada lejos de sus domicilios, lanzas térmicas, gatos hidráulicos, inhibidores de frecuencias, transmisores, botellas de gas acetileno, guantes, pasamontañas, etc., que utilizaban en los robos
La Guardia Civil en el transcurso de la operación YULIETTA, desarrollada en Madrid, Ciudad Real, Alicante, Toledo y Murcia, ha detenido a siete personas de origen kosovar como presuntos integrantes de una organización dedicada al robo con fuerza mediante el procedimiento del butrón en empresas y entidades bancarias.
Además, ha imputado a cuatro españoles que estaban vinculados a la organización.
Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de enero cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la actividad delictiva de un grupo de personas de nacionalidad kosovar, asentadas en Madrid, que podrían estar realizando robos con fuerza tanto en empresas como en entidades bancarias mediante el método del butrón (perforación en la pared para acceder al interior del lugar).
Los agentes descubrieron que la red utilizaba para sus desplazamientos vehículos alquilados en Murcia a nombre de una empresa española de construcción.
Tras un análisis de la información recopilada se constató como este grupo era el responsable de robos cometidos en empresas ubicadas en polígonos industriales de Móstoles, Coslada, Mejorada del Campo, Fuenlabrada, Arganda del Rey, todas ellas de la provincia de Madrid y otros, en la localidad de Tomelloso (Ciudad Real). Igualmente, se averiguó que sus miembros estaban implicados en dos tentativas de robo en entidades bancarias de las localidades de Ibi (Alicante) y San Martín de Pusa (Toledo).
Un colaborador de la red les facilitaba el lugar idóneo para acceder al bunker de seguridad del banco
En estas dos tentativas, los detenidos practicaron butrones a través de edificios colindantes con las entidades bancarias, accediendo a su interior, si bien, al no conseguir desactivar completamente los sistemas de alarma, les obligó a huir del lugar.
En el caso de la tentativa realizada en la entidad bancaria de Ibi,  se supo que antes de intentar acceder al banco la organización contó con la colaboración de un español que alquiló una caja de seguridad en dicha sucursal.
Esta persona, con la finalidad de neutralizar los sistemas volumétricos de alarma y así facilitar el acceso de los ladrones a su interior, visitó el día anterior al intento de robo el bunker donde se hallaban las cajas de seguridad, tomando medidas de la sala para indicar el lugar idóneo para el acceso y rociando con un espray las cámaras de seguridad instaladas.
Entre los imputados en la operación figura el español que contrató la caja de seguridad, un empleado de la empresa que alquilaba los vehículos a la organización, y dos administradores de una empresa constructora de Murcia a cuyo nombre se alquilaban los vehículos que utilizaba la red para sus desplazamientos.
El grupo desarticulado guardaba el material utilizado para la comisión de los robos en una furgoneta de alquiler que estacionaba en una calle del barrio de Villaverde (Madrid), alejada de sus domicilios y  próxima a una zona recreativa con gran afluencia de personas.
En la furgoneta, los agentes encontraron gran cantidad de útiles empleados en los asaltos (lanza térmica, radiales, inhibidores de frecuencia, transmisores, guantes, linternas, etc.). Además, encontraron siete botellas de gas acetileno, que hubiera supuesto un grave peligro para la integridad de las personas en caso de que se hubiera producido alguna explosión fortuita del gas.
Se realizaron varios registros domiciliarios donde se localizó una biblia de gran valor con tapas en oro y plata, que fue sustraída durante un robo cometido en un taller de orfebrería de Mejorada del Campo (Madrid).
La operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción núm. DOS de Torrevieja (Alicante), ha sido llevada a cabo por el Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO)  de la Guardia Civil de Alicante.
Para más información pueden ponerse en contacto con la oficina de prensa de la Unidad Central Operativa, en el teléfono 91 503 13 27.
Existen imágenes de la operación en el siguiente enlace web:
http://www.guardiacivil.es/es/prensa/videos_descarga_medios/index.html
Asimismo hay fotografías a disposición de los interesados en la página web: http://www.guardiacivil.es.
La Guardia Civil desmantela una red que  asaltaba empresas y entidades bancarias mediante el procedimiento del butrón La Guardia Civil desmantela una red que asaltaba empresas y entidades bancarias mediante el procedimiento del butrón Descarregar