La Policía recomienda que al comprar un smartphone, tablet o similar, guardar o apuntar en otro soporte la marca, modelo y características concretas del mismo, el número de serie del mismo y su IMEI (15 cifras vinculadas a un único aparato que permiten no solo la identificación de este, sino también su inutilización por la operadora), así como guardar la factura de la adquisición, tanto para poder reclamar o recurrir a la garantía como para poder localizarlo.





Los agentes señalan la importancia de denunciar siempre la desaparición por hurto o robo de estos gadgets, con todos los datos y detalles identificativos posibles y en caso de que dispusiera de un programa de rastreo, indicarlo en la denuncia, para poder recuperarlo. Los especialistas explican que actuar en las primeras horas es muy importante para conseguirlo.