Violación de seis turistas españolas.El hecho fue calificado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos como anticonstitucional, por lo que solicitó –sin éxito– a las autoridades estatales la aplicación de medidas cautelares de manera indefinida.



Internacional / méxico

Violan en Acapulco a seis turistas españolas

Día 05/02/2013 - 09.05h

Un grupo armado irrumpió en los bungalós donde se alojaban en playa Bonfil y abusaron sexualmente de las jóvenes

Seis turistas españolas y una mexicana fueron violadas durante la madrugada del lunes cerca de la ciudad de Acapulco, en el Pacífico mexicano. La procuradora (fiscal) general de Justicia del Estado de Guerrero, Martha Elba Garzón, detalló que un grupo de entre diez y quince individuos armados y encapuchados irrumpieron en el interior de los bungalós donde dormían las jóvenes en playa Bonfil y abusaron sexualmente de ellas.
Antes de ensañarse con las muchachas, de edades comprendidas entre los 19 y 25 años, los asaltantes sometieron al personal del establecimiento y robaron pertenencias por un valor superior a 2 millones de pesos (unos 116.000 euros). En rueda de prensa, el alcalde de Acapulco, Luis Walton Aburto, consideró que «es muy lamentable lo que ha sucedido, pero, bueno, esto sucede en cualquier parte del mundo».
Las mujeres, acompañadas de funcionarios de Turismo, se presentaron ante la Agencia del Ministerio Público para la Atención de Delitos Sexuales. El suceso, ocurrido en el kilómetro 32 de la carretera de Barra Vieja, fue reportado en primera instancia al servicio de emergencias como robo en domicilio, pero después las autoridades confirmaron la agresión sexual. Efectivos de la Policía Investigadora Ministerial se trasladaron al poblado para investigar los hechos. El Ministerio de Asuntos Exteriores español ha señalado a Acapulco como la única excepción que presenta problemas de seguridad dentro de las zonas turísticas más importantes del país.

Peligro 24 horas al día

Guerrero es uno de los estados mexicanos que más se han visto sacudidos por la violencia del crimen organizado. Ante la escalada de los delitos, los habitantes de varios municipios de la llamada Costa Chica se han organizado desde hace dos semanas en sus propias brigadas de autodefensa. Amparados en las leyes de usos y costumbres de los pueblos indígenas, practican detenciones y celebran juicios. El hecho fue calificado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos como anticonstitucional, por lo que solicitó –sin éxito– a las autoridades estatales la aplicación de medidas cautelares de manera indefinida.
Este mismo domingo, unos turistas procedentes del Distrito Federal fueron atacados en un retén «popular» en la comunidad de Las Mesas. El gobierno local calificó el hecho como un «atentado», mientras que el promotor de la Unión de Pueblos y Organizaciones de Guerrero, Bruno Plácido, dijo que fue una «imprudencia» por parte de los turistas no detener su vehículo en un retén de la policía comunitaria. Un incidente anterior ya le había costado la vida a una persona que huyó para evitar ser capturada por los paramilitares.

Comentarios