Unos 1.800 soldados chadianos han entrado en la ciudad de Kidal, en el norte de Mali, para garantizar su seguridad, después de que las tropas francesas se hicieran con el control del aeropuerto de la misma hace una semana, según ha informado el Ministerio de Defensa galo.


LOS TUAREG CAMBIAN DE BANDO

Unos 1.800 soldados chadianos entran en Kidal para asegurar la ciudad

Los tuareg, antiguos aliados de los yihadistas, se cambian de bando a cambio de que los militares malienses no entren en la ciudad.






La guerra de Mali, en imágenes


Ver




LD | AGENCIAS 
Unos 1.800 soldados chadianos han entrado en la ciudad de Kidal, en el norte de Mali, para garantizar su seguridad, después de que las tropas francesas se hicieran con el control del aeropuerto de la misma hace una semana, según ha informado el Ministerio de Defensa galo.
En un comunicado, ha indicado que "1.800 soldados del Ejército chadiano han entrado en la ciudad con el fin de garantizar su seguridad", mientras que "los (soldados) franceses mantienen el control del aeropuertogracias al refuerzo de dos sección de paracaidistas".
Kidal es el último bastión en manos de los islamistas en el norte del país, tras la toma de Gao y Tombuctú. La ciudad estaba en manos de Ansar Dine, si bien el Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MNLA, rebeldes tuareg), había anunciado que había expulsado a los islamistas de la ciudad y ésta estaba bajo su control.
El MNLA se ha ofrecido a cooperar con las tropas francesas y africanas en la lucha contra los islamistas pero ha rechazado la entrada en la ciudad de soldados malienses, a los que acusa de cometer abusos contra la población tuareg y árabe.
Según Defensa, desde el pasado jueves se han realizado un total de 135 salidas aéreas, una treintena de ellas destinadas a perseguir a los islamistas. En concreto, se han bombardeado 25 objetivos, principalmente depósitos logísticos y centros de entrenamiento al norte de Kidal, en las zonas de Aguelhok y Tessalit.
Sobre el terreno, añade el comunicado, las fuerzas francesas, junto con las tropas africanas y las malienses, mantienen el control de la cuenca del Níger y "consolidan el dispositivo militar sobre las ciudades de Tombuctú y Gao con la instalación de numerosos elementos de la MISMA y el Ejército maliense".
Actualmente, Francia tiene desplegados 4.000 soldados en territorio maliense, a los que se suman cerca de 3.800 soldados africanos, de los que algo más de 2.000 forman parte de la MISMA, la misión avalada por la ONU e integrada fundamentalmente por soldados de la Comunidad Ecónomica de Estados de Africa Occidental (CEDEAO).
En concreto, hay 640 soldados de Togo, 500 de Burkina Faso, 240 de Nigeria, 500 de Níger, 90 de Benín y 50 de Senegal, mientras que se espera la llegada de nuevos efectivos "en las próximas semanas".

Comentarios