Siria dijo el miércoles que su mando militar aún está estudiando una propuesta para … BEIRUT/EL CAIRO (Reuters) – Siria dijo el miércoles que su mando militar aún está estudiando una propuesta para un alto el fuego con rebeldes, contradiciendo las palabras del mediador internacional Lajdar Brahimi de que Damasco había aceptado la tregua.


siseguridad.es ha compartido un enlace.

Tras la visita que hice a Damasco, hay un acuerdo del Gobierno sirio para un alto el fuego durante el Eid”, dijo Brahimi en una rueda de prensa en la sede de la Liga Árabe en El Cairo.

Indecisión en Siria y división de los rebeldes ante un

a tregua



CONTENIDO RELACIONADO

Siria dijo el miércoles que su mando militar aún está estudiando una propuesta para …
BEIRUT/EL CAIRO (Reuters) – Siria dijo el miércoles que su mando militar aún está estudiando una propuesta para un alto el fuego con rebeldes, contradiciendo las palabras del mediador internacional Lajdar Brahimi de que Damasco había aceptado la tregua.

El comunicado aumenta la confusión en torno a los esfuerzos de Brahimi por conseguir una pausa en el derramamiento de sangre en Siria, al tiempo que los divididos grupos rebeldes que intentan derrocar al presidente Bashar el Asad daban respuestas dispares.

La destacada Brigada Farooq, que opera en torno a la destrozada ciudad de Homs, dijo que detendría el fuego. El islamista Frente Al Nusra rechazó la tregua, diciendo que no es un grupo “que acepte semejante juego sucio”.

Un alto el fuego anterior en abril se derrumbó en cuestión de días, con ambas partes acusándose de romperlo.

Brahimi, que es el enviado especial de la Liga Árabe y Naciones Unidas a la zona, ha recorrido Oriente Próximo para animar a las facciones en liza y a sus aliados internacionales para que acuerden un alto el fuego durante la próxima festividad musulmana de Ed al Adha, o fiesta del cordero. Esa misión ha incluido conversaciones con Asad en Damasco durante el fin de semana.

“Tras la visita que hice a Damasco, hay un acuerdo del Gobierno sirio para un alto el fuego durante el Eid”, dijo Brahimi en una rueda de prensa en la sede de la Liga Árabe en El Cairo.

Menos de una hora después, el Ministerio sirio de Exteriores dijo que la propuesta aún estaba bajo estudio de los mandos militares.

“La posición final en este asunto se anunciará mañana”, señaló un comunicado del Ministerio. Brahimi dijo después al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que el propio Asad había aceptado la tregua.

La celebración religiosa comienza el jueves y dura entre tres y cuatro días. Brahimi no especificó el marco temporal del alto el fuego.

La iniciativa tampoco incluye planes de que haya observadores internacionales, y fuentes rebeldes habían señalado antes a Reuters que el proyecto tiene poco sentido si no puede supervisarse o imponerse.

LUCHA POR UNA RUTA CLAVE

Las tropas de Asad y los rebeldes están ahora inmersos en una batalla con enormes posibles ramificaciones en el noroeste.

Aviación militar siria bombardeó el miércoles la estratégica ciudad norteña de Maarat al Numan y las localidades cercanas, mientras que los rebeldes rodearon una base militar en el este, según un supervisor activista.

Cinco miembros de una familia, incluyendo un niño y una mujer, murieron en los ataques aéreos, según Rami Abdelrahman, responsable del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Reino Unido.

Maarat al Numan ha caído en manos rebeldes, que así cortan en la práctica la importante autopista norte-sur, una ruta estratégica para Asad al mover tropas de la capital, Damasco, a Alepo, la mayor ciudad del país y donde los insurgentes se han hecho fuertes.

Pero sin el control de la cercana base militar de Wasi al Daif, su control a la carretera es tenue y los rebeldes dicen que la ferocidad de los contraataques de las fuerzas del Gobierno muestra lo importante que es para la estrategia militar de Asad conservar la base.

Más de 32.000 personas han muerto en el conflicto, que comenzó en marzo de 2011 con manifestaciones pacíficas prodemocracia, y después derivó a una guerra civil conforme aumentaba la represión.

El miércoles, activistas de la oposición y medios estatales sirios cruzaron acusaciones por la muerte de al menos 25 personas, incluyendo mujeres y niños, en Duma, cerca de Damasco.

“La gente ahora está asustada y muy enfadada. Algunos de los mártires murieron apuñalados, otros por disparos”, dijo a Reuters Mahmud Dumany, un activista que vive en Duma.

/Por Oliver Holmes y Shaimaa Fayed/
http://www.siseguridad.es/blog
Me gusta ·  · 

Comentarios