La Guardia Civil libera a 61 personas sometidas a explotación laboral Guardia Civil #Valencia #Castellón #Lleida, 26/02/2020



SEGURPRICAT pone a su disposición como consultores de seguridad internacional e Inteligencia su experiencia internacional

SEGURPRICAT pone a su disposición como consultores de seguridad internacional e Inteligencia su experiencia internacional y formación en el analisis de riesgos en seguridad para que pueda toma la decisión màs adecuada a sus necesidades, disponemos de formación multidisciplinar, talento, inteligencia y creatividad para colaborar con eficiencia y eficacia en sus proyectos internacionalización de su empresa, porque nadie ignora que la implantación en el mercado exterior no se improvisa.

Infringiendo gravemente la legislación laboral y convenios colectivos de nuestro país
En la operación "Bravos" ha quedado desarticulada una organización delictiva especializada en  la Trata y explotación laboral de ciudadanos del Este
37 de las personas liberadas han recibido el status de víctimas de trata de seres humanos por las autoridades españolas. La mayoría de ellas ya han regresado a sus países de origen
Se estima que en los últimos nueve años, esta organización delictiva habría captado y trasladado a nuestro país a más de 1000 personas para, posteriormente, explotarlos en unas condiciones inhumanas
Los cabecillas de dicho entramado criminal, un matrimonio de nacionalidad rumana, se han lucrado ilícitamente durante años del trabajo realizado por  víctimas, que trabajaban como temporeros en distintas campañas de recolección de cítricos en las provincias de Castellón, Valencia y Lleida
La Guardia Civil, en la denominada operación BRAVOS, ha logrado desarticular una organización criminal especializada en introducir en nuestro país, mediante engaño y abuso de situación de superioridad, a personas del Este de Europa, principalmente de Rumanía y Bulgaria, con el fin de explotarlas laboralmente como temporeros en el sector de los cítricos en provincias como Valencia, Castellón y Lleida.
En la última fase de esta operación, los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil a cargo de la investigación, han conseguido liberar a 21 víctimas, aunque en los últimos meses se ha tomado manifestación a 61 personas que, en la mayoría de casos, han regresado a sus países de origen siendo sus declaraciones fundamentales para corroborar los hechos investigados.
Han sido detenidas cinco personas, todas ellas de nacionalidad rumana, a las que se les imputan delitos de Pertenencia a Organización Criminal y de Trata de Seres Humanos con fines de explotación laboral, habiendo ingresados cuatro de ellas en prisión. Las dos personas con más peso en esta organización delictiva son un matrimonio de origen rumano, M.M y S.M, de 49 y 45 años respectivamente, afincados en la provincia de Castellón y con antecedentes policiales por hechos similares.
Captación de víctimas en sus países de origen
Las víctimas eran captadas en sus países de origen, Rumanía y Bulgaria concretamente, aprovechando siempre alguna situación de vulnerabilidad tanto económica como personal, ofreciéndoles un contrato de trabajo en España con remuneraciones en metálico por los trabajos realizados, así como una vivienda digna y gratuita durante toda la duración del contrato laboral.
Estas personas, ante situaciones personales dramáticas, en la mayoría de casos provocadas por una escasez de ingresos con los que poder pagar productos básicos de primera necesidad como medicamentos o comida, no dudaban en aceptar la oferta, llegándose a pagar ellos mismos el traslado a nuestro país en autobús o incluso por vía aérea, a pesar de su precaria situación.
Al llegar a España, y una vez distribuidos en distintas casas de la organización, eran recibidos por el citado matrimonio, informándoles éstos de la necesidad de tener que solicitar una serie de documentos para poder trabajar legalmente en España, como por ejemplo el NIE, gestión por la que cobraban a los trabajadores la cantidad de 20 euros.
Estos documentos, una vez solicitados y tramitados, nunca llegaban a ser entregados a las víctimas. A su vez, los líderes de la organización, con la finalidad de tenerlos controlados en todo momento, les informaban de que no podían salir bajo ningún concepto de las casas donde se alojaban, salvo para ir a trabajar, y que para esto tendrían que ir siempre acompañados por personas pertenecientes a la organización delictiva investigada, aleccionándoles éstos mismos sobre lo que tendrían que decir ante posibles inspecciones.
Seguidamente, también eran informados de otra serie de circunstancias que se les iba a exigir desde ese instante, como por ejemplo el pago de 3 euros diarios en concepto de traslado al lugar de trabajo o el de otros 75 euros mensuales en concepto de alquiler de vivienda, extremos estos que figuraban sin coste para los trabajadores en las condiciones iniciales.
Engañados respecto a la jornada laboral, las condiciones de trabajo, salarios y  alojamiento
Respecto a la jornada laboral, esta también cambiaba notablemente respecto a las condiciones ofertadas en origen, ya que en realidad las jornadas diarias de recogidas de cítricos durarían para estos temporeros, desde las 7.30 horas hasta las 18.30 horas, de lunes a domingo, con un descanso de 15 minutos para comer, contemplándose como único descanso laboral el de los días que las inclemencias meteorológicas no permitiesen la recolección.
Continuando con las irregularidades a las que se les sometía a estos trabajadores, hay que destacar que el método de pago que se les ofertó en sus países sería en metálico, cuando, sin embargo, se les obligaba a abrir una cuenta corriente en una entidad bancaria, con la excusa de que cobrarían mediante transferencia.
Para este trámite, acompañaban a los trabajadores a distintas sucursales, donde los propios M.M y S.M hacían de interlocutores y traductores entre los temporeros y el personal de la entidad, por el desconocimiento del castellano por parte de los primeros, facilitando el matrimonio su propia dirección para notificaciones, donde llegarían las distintas tarjetas de crédito y débito contratadas, habiéndose apropiado previamente de la libreta física en el momento de la apertura de cuenta.
Todo ello permitía al matrimonio retirar a su antojo el dinero ingresado por las Empresas de Trabajo Temporal en las cuentas corrientes de los trabajadores, en concepto de nóminas, que son las que posteriormente contratarían legalmente a las víctimas. Una vez que tenían el control de ese dinero, remitían la mayor parte del mismo a su país de origen, con objeto de blanquearlo. A las víctimas les pagaban en metálico cantidades irrisorias, descontándoles también sumas totalmente desproporcionadas en conceptos de deudas contraídas por los trabajadores, que los mismos nunca llegaban a entender, llegando incluso a utilizar la violencia sobre ellos en el caso de que protestaran por estas cuestiones.
Otra grave irregularidad detectada por los agentes es que, por convenio, este tipo de recolecciones se paga legalmente a 1.20 euros por capazo de cítricos, trasladando los jornaleros éstos desde el frutal hasta pie del camión de transporte, cuando en realidad, a las víctimas de esta organización delictiva, las obligaban a trasladar cada capazo hasta el citado transporte, además de subirlo y apilarlo en el mismo, labor ésta que legalmente correspondería a otra cuadrilla de trabajadores distinta.
Hacinamiento: hasta 25 personas en tres habitaciones
A todo lo anteriormente expuesto, hay que sumar el hecho de que estas víctimas dormían y hacían vida en condiciones de hacinamiento y sin ningún tipo de privacidad en habitaciones compartidas, llegando a contabilizar, en el momento de los registros, hasta 25 personas en tres habitaciones y una cocina común en una de las casas de la organización, en condiciones de total insalubridad.
A modo de resumen, y tras más de 60 declaraciones de posibles víctimas, los agentes han podido constatar y corroborar que las víctimas eran captadas en sus países de origen mediante engaño y en un claro abuso de situación de superioridad ante situaciones de total vulnerabilidad, limitándoles su libertad deambulatoria durante el tiempo que estaban en nuestro país, teniendo que trabajar en unas condiciones totalmente ilegales conforme al marco jurídico español, condiciones que se podrían calificar de esclavitud laboral.
La operación ha sido coordinada por el Juzgado de Instrucción nº 2 de Nules (Castellón) junto a la Fiscal Delegada de Extranjería de Castellón, y llevada a cabo por la Sección de Trata de Seres Humanos de la UCO y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Castellón, con el apoyo de unidades como USECIC y Servicio Cinológico.
Para más información, pueden contactar con la Oficina de Prensa de la Unidad Central Operativa en el teléfono 91.503.13.27.




EDITORIAL
UN PASO MÁS DEL DIRECTOR DE SEGURIDAD
Del olvido al elogio hay un trecho que los directores de Seguridad han recorrido con afán desde que hace dos décadas se aprobara la Ley de Seguridad Privada. Su denuedo por alcanzar un reconocimiento merecido les ha permitido pasar de la inadvertencia de los legisladores en 1992 a estar considerados por la Administración como colaboradores imprescindibles para proteger a la sociedad. Son los extremos de los que ha pasado esta figura profesional, que ahora se encuentra con la posibilidad de avanzar un paso más gracias a la reforma de la norma que regula el sector.

El IV Congreso Profesional de Directores de Seguridad, que se organiza en Madrid el 7 de junio, será un escenario propicio para dar forma a las demandas de este colectivo y, posteriormente, hacérselas llegar a las autoridades del Ministerio del Interior con el objeto de que las tome en cuenta para redactar el texto legal. Este encuentro, propiciado por Seguritecnia e impulsado por las asociaciones ADSI, AEDS y ASIS-España, vuelve a celebrarse tres años después con un programa en el que se analizarán propuestas para un nuevo escenario normativo, las tendencias del departamento de Seguridad y las funciones de sus responsables.

El evento será un altavoz  quiere añadir más potencia con la elaboración del informe “Perspectivas sobre un nuevo escenario para el director de Seguridad”. Este estudio, para el que se ha contado con la colaboración de más de 250 profesionales de esta área, permite obtener una visión generalizada de las expectativas en torno a varios de los temas que se tratarán en la cita.

De sus conclusiones se extrae el deseo por parte de esos responsables de que la formación con la que se accede a su profesión adquiera una mayor categoría, y sostienen que el grado universitario es la vía adecuada para conseguirlo. La reforma de la Ley debería contemplar esta aspiración, que responde a la necesidad de contar con profesionales capacitados para gestionar las múltiples disciplinas que engloba su función dentro de las organizaciones. Entre ellas, la protección de las tecnologías de la información y las comunicaciones, que cada vez cobra mayor fuerza dentro de las corporaciones. Por ello, también sería positivo que los planes formativos ahondaran en esta especialidad para afrontar con garantías los riesgos procedentes del ‘ciberespacio’, considerados uno de los mayores retos para la seguridad nacional.

La externalización es otro de los temas que más preocupan a los directores de Seguridad, que cuestionan esta posibilidad por considerar que a través de ella la gestión no llega a los niveles que proporciona un departamento interno. La Ley de Seguridad Privada vigente no se pronuncia al respecto, por lo que la reforma debería atender esta cuestión y plantear las condiciones en las que una empresa puede solicitar a un proveedor dicho servicio, analizando en profundidad los beneficios y perjuicios de esta opción. Asimismo, la futura disposición debería incidir en la creación de un mayor número de departamentos de Seguridad con la vista puesta en aquellas organizaciones que en la actualidad carecen de él, a pesar de estar expuestas a elevados niveles de riesgo.

Es el momento de que los propios protagonistas participen en la configuración de su futuro aportando propuestas que contribuyan a la mejora de su profesión y, por ende, de la protección de las entidades. La responsabilidad que han asumido a lo largo del trayecto que comenzó hace veinte años así se lo exige.

UN PASO MÁS DEL DIRECTOR DE SEGURIDAD Del olvido al elogio hay un trecho que los directores de Seguridad

Video informativo: Internacionalización, liderazgo y seguridad de Empresas. Julian Flores Garcia

Dejar un comentario
30 abril, 2013 por Julián Flores Garcia

Enlace Video informativo : http://goo.gl/7UfJs


Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:
http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos