Ir al contenido principal

Detenida en Chile una "cobradora" de secuestros virtuales cuando se disponía a retirar el dinero enviado desde España.Gracias a una rápida actuación de la Policía Nacional y la BIPE de la policía chilena



Policía Nacional
Santiago de Chile, 04/03/2020
Gracias a una rápida actuación de la Policía Nacional y la BIPE de la policía chilena
La mujer iba a retirar en Santiago de Chile los 600 euros pagados por la víctima de uno de los fraudes y, presuntamente, estaría involucrada en el cobro de los últimos cinco hechos recientemente denunciados en Madrid y Sevilla, por los que obtuvo un total de 2.300 euros
La rápida actuación de los agentes permitió asesorar a la víctima e indicarle que se trataba de una estafa, recuperar el dinero y activar los mecanimos de colaboración internacional con la policía chilena para la inmediata localización de la arrestada
En esta época del año existe un repunte de llamadas extorsivas procedentes, principalmente, desde el interior de centros penitenciarios de Chile, por lo que la Policía Nacional ha intensificado los contactos con las autoridades chilenas para coodinar las actuaciones y minimizar el impacto de estos delitos en origen
Agentes de la Policía Nacional han esclarecido cinco secuestros virtuales recientemente denunciados en Madrid (4) y Sevilla. Con la colaboración de la BIPE -Brigada de Investigaciones Policiales Especiales- de la Policía de Investigación de Chile, ha sido detenida una mujer en Santiago de Chile cuando se disponía a cobrar 600 euros procedentes del pago realizado por una víctima desde Alcorcón (Madrid). La rápida actuación de los agentes permitió indicarle que se trataba de una estafa y, gracias a los mecanismos de coordinación internacional, comunicar los hechos a la policía chilena quienes arrestaron a la "cobradora" en el interior de la empresa concesionaria del envío de dinero. 
Los hechos ocurrieron el pasado jueves cuando los policías tuvieron conocimiento de un secuestro virtual que acababa de suceder en Alcrocón (Madrid). Los agentes de la comisaría de esta localidad madrileña activaron el protocolo establecido al efecto, gracias al cual se pudo constatar que se había realizado el pago de 600 euros a través de una concesionaria de envío de dinero, realizando rápidamente las gestiones para paralizar el pago y recuperar el importe, indicando a la víctima que el secuestro no era real y que estaba siendo víctima de una estafa.
En ese mismo momento comenzaron las gestiones con la BIPE de Chile, a fin de establecer un dispositivo de vigilancia y control en torno a los posibles lugares de cobro de la cantidad transferida. Los agentes chilenos sospecharon de una mujer que se encontraba en los alrededores de una oficina de cobro y que, continuamente, enviaba y recibía mensajes a través de su teléfono móvil. Momentos después era detenida cuando se disponía a cobrar el dinero enviado desde España.
Tras diversas gestiones, y gracias al intercambio de información entre las policías de ambos países, se han logrado esclarecer cinco secuestros virtuales denunciados recientemente en Madrid (4) y Sevilla, por los que se pago un total de 2.300 euros.
Bloqueo emocional y dinero rápido
En esta época del año existe un repunte de llamadas extorsivas procedentes, principalmente, desde el interior de centros penitenciarios de Chile y cuyas características principales son la sorpresa y el estado de angustia en el que se suma a la víctima. Habitualmente son llamadas inesperadas provenientes de números ocultos, o con prefijo del extranjero, que intentan provocar la máxima angustia y bloqueo emocional, por lo que son muy agresivos y directos, incluso pueden llegar a poner al teléfono a terceras personas que imitan gritos y lloros de las supuestas víctimas.
Otra de las estrategias de los secuestradores virtuales es tratar de prolongar al máximo la llamada para evitar ninguna reacción de la víctima. Lo que buscan así es que no pueda avisar a la Policía y obtener el dinero sin llegar a colgar el teléfono, principalmente a través de empresas de envío de dinero.
Balance 2019
Durante el pasado año 2019, los investigadores especializados de la Sección de Secuestros y Extorsiones de la Policía Nacional han tratado un total de 130 casos de secuestros virtuales en España, principalmente en Madrid, Cantabria, Zaragoza y Valencia. De estos 130 casos, en 107 se interpuso denuncia, en cinco se llegó a pagar dinero y en dos ocasiones se pudo recuperar ese dinero.
#NoEsReal
Las unidades de Policía están preparadas para reaccionar en cuanto se denuncie un intento de secuestro virtual. Asimismo, también unas pautas de prevención básicas pueden evitar que los ciudadanos se conviertan en víctimas de este tipo de extorsiones:
  • Desconfíe si le dicen que han secuestrado a un familiar, incluso si se pone otra persona o se escuchan voces de fondo
  • Mantenga la calma ante la presión ejercida por el falso secuestrador, que usará violencia verbal de cualquier tipo
  • Compruebe la información que le están aportando los falsos secuestradores
  • No realice ningún pago, le exigirán un pago rápido para no dar tiempo a localizar al familiar, no envíe ningún dinero
  • No facilite datos personales y tampoco los publique en redes sociales
  • Avise a la Policía Nacional (091) e intente localizar al supuesto secuestrado por otra línea, así como grabar la llamada maliciosa

POLICÍA

La Policía Nacional interviene un fusil de asalto, dos escopetas y una pistola a un clan de narcos de la Cañada Real

10 / 07 / 2012 MADRID
Ocultas detrás de la cama en la habitación de los niños
En el registro de la parcela se han intervenido pequeñas cantidades de heroína y cocaína y otros efectos destinados al tráfico de estupefacientes
Han sido detenidas cinco personas
Agentes de la Policía Nacional han intervenido un fusil de asalto, dos escopetas y una pistola a un clan familiar presuntamente dedicado al narcotráfico en la Cañada Real madrileña. Las armas estaban ocultas detrás de la cama en la habitación de los niños. En el registro de la parcela se han intervenido además pequeñas cantidades de heroína y cocaína y otros efectos destinados al tráfico de estupefacientes. Hay cinco arrestados que se repartían las diferentes labores dentro de la organización, desde la adquisición, transporte y venta al menudeo del estupefaciente, hasta labores de seguridad. 
Intervenido un CETME
La investigación comenzó el pasado mes de enero. Varias gestiones llevaron a los agentes hasta una parcela situada en la Cañada Real de Madrid, donde se traficaba con droga al por menor. Las labores de investigación permitieron constatar esa información y los investigadores acreditaron que la afluencia de “clientes” que acudían al inmueble era constante.
El clan familiar se repartía las diferentes labores a realizar dentro de la organización. Uno de los arrestados se encargaba de la adquisición y el transporte de la droga antes de su distribución, mientras que otro era el responsable de las medidas de seguridad en el entorno de la vivienda donde distribuían el estupefaciente. El resto participaba en las diferentes tareas del narcotráfico.
Tras recabar toda la información, los agentes establecieron el correspondiente dispositivo operativo y, con el preceptivo mandamiento judicial, registraron la parcela. Allí intervinieron pequeñas cantidades de heroína y cocaína, unos 1.000 euros en efectivo, tres vehículos de alta gama y diversos efectos para el tráfico del estupefaciente. También se incautaron de un fusil de asalto CETME, dos escopetas y una pistola, escondidas en la habitación de los niños.
Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial quien decretó su ingreso en prisión. La investigación ha sido llevada a cabo por el grupo XIV de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Comentarios