Entrevista a Javier Muñoz Molina, Director de Seguridad de INDRA


Entrevista a Javier Muñoz Molina, Director de Seguridad de INDRA

Francisco Javier Muñoz Molina, nacido en Albacete hace 37 años, es Master Ejecutivo en Dirección de Seguridad Global por la Universidad Europea de Madrid y Belt Ibérica S.A., además de contar con una amplia formación en seguridad, prevención y protección. Desde hace 17 años trabaja en el sector de la Seguridad Privada. Muñoz Molina comenzó su carrera profesional en el Grupo Prosegur trabajando de Escolta Privado, gestionando además la organización de dispositivos de seguridad en eventos especiales. Posteriormente ha trabajado en empresas líderes en diferentes sectores como el farmaceútico, químico, telecomunicaciones y grandes superficies. En junio de 2003, se incorporó a Indra, para desempeñar el cargo de Director de Seguridad.
foto


Pregunta.- Indra está presente en muchos sectores, por lo que resulta difícil tener una idea global de la misma ¿Podría concretarnos que actividades desarrolla principalmente?

Respuesta.- Indra es la compañía española líder en Tecnologías de la Información, Simulación y Sistemas Automáticos de Mantenimiento y Equipos Electrónicos de Defensa, en los que año tras año ha ido desarrollando un entendimiento profundo del negocio, estableciendo una fuerte relación con los clientes.
Estos conocimientos, unido a la tecnología más avanzada, permiten a Indra crear una oferta diferencial potenciando el desarrollo de soluciones propias para cada segmento del mercado.
Ofrece soluciones y servicios avanzados en el entorno de las Tecnologías de la Información gracias a su amplia experiencia y capacidad en consultoría de negocio y de TI, desarrollo e integración de sistemas, así como en outsourcing y servicios, operando en los mercados de Transporte y Tráfico, Telecomunicaciones y Utilities, Administraciones Públicas y Sanidad, Defensa y Fuerzas de Seguridad, Finanzas y Seguros e Industria y Comercio.
En las líneas de negocio correspondientes a Simulación y Sistemas Automáticos de Mantenimiento, así como en Equipos Electrónicos de Defensa, Indra cuenta con una relevante posición en los mercados internacionales. A su vez, estas son las áreas que mantenienen una estrecha coordinación con el departamento de seguridad.
Los principales pilares del éxito de Indra son una sólida base tecnológica, innovación permanente, calidad en el proceso y en el resultado, exigencia en la gestión y la alta cualificación de sus cerca de 6.500 profesionales.

P.- ¿Qué posición ocupa el Departamento de Seguridad dentro de la estructura de Indra?

R.- El Departamento de Seguridad es un área importante en la empresa, puesto que algunos de nuestros clientes más relevantes requieren un servicio personalizado de protección integral en cada uno de los proyectos que llevamos a cabo. Tampoco hay que olvidar que, entre personal directo e indirecto, en Indra trabajan más de 8.000 personas, entre delegaciones, fábricas, y sede social, lo que lleva aparejado un gran esfuerzo en seguridad para lograr la protección de las personas y el patrimonio.

P.- ¿Cuáles son las líneas maestras de la política de seguridad en una empresa tan diversificada como Indra?

R.- Es voluntad del Departamento la asunción de la seguridad integral como una necesidad y una obligación en base a principios de participación activa en la Seguridad Nacional, el cumplimiento de la normativa vigente y la protección del patrimonio.
Dentro de los compromisos y obligaciones que nos fijamos en nuestro Departamento se encuentran el cumplimiento de las obligaciones impuestas por la Normativa vigente relativa a la seguridad industrial; comunicar y difundir al personal la necesidad de conocer el análisis de riesgos y las medidas preventivas, de contingencia, de emergencia y asistenciales, adecuadas a cada caso; asignar los recursos humanos, económicos, organizativos y materiales para la ejecución del programa de seguridad. Sin olvidar, por supuesto, promover y fomentar cursos de formación en materia de seguridad.
Todo ello conduce a dos objetivos principales, dar un servicio de calidad a todos los clientes que precisen de la aportación de nuestro Departamento, cumpliendo las normativas y exigencias de seguridad y centralizar la gestión de seguridad unificando criterios operativos y normativas en todas las sedes, dotando así de sistemas de seguridad de alta tecnología acordes a la Compañía.
También, quiero resaltar la importancia de crear un equipo humano competitivo, que a su vez sea capaz de hacer partícipes a todos los empleados en la organización de seguridad.

P.- ¿Cómo adaptan su política de seguridad a la estructura de su compañía?

R.- La organización de Indra está estructurada en diferentes mercados verticales y, por tanto, dependiendo de las particularidades de cada proyecto, se dotan de medios con el fin de lograr el nivel de seguridad adecuado. Existen mercados, como puede ser el de Defensa y Fuerzas de Seguridad, que requieren un tratamiento especializado y disponemos para ello de personal adecuado para dedicarse a esta función en todas las sedes donde se desarrollen los programas.
La empresa cuenta con una serie de áreas organizadas de forma horizontal, como son la consultoría, el outsourcing, los centros de producción y los centros de competencia, los cuales también se ponen al servicio de todos los clientes de Indra. Esta fórmula es la utilizada por el Departamento de Seguridad para dar respuesta a las necesidades de seguridad internas.

P.- ¿Qué le ha aportado su experiencia personal en Seguridad al haber prestado servicio en tantas y tan diversas empresas para afrontar el reto de organizar la seguridad de Indra?

R.- La seguridad en cada empresa está organizada de forma diferente ya que la estructura, medios y objetivos cambian en dependencia del sector en que te encuentres. Si bien es cierto que la dirección del departamento puede tener algunas facetas similares en todas las compañías con independencia de cual sea su actividad, como pueda ser la gestión administrativa y presupuestaria, la organización de los recursos humanos y algunas cuestiones relacionadas con la protección del patrimonio, luego es imprescindible conocer perfectamente el sector y la empresa en la que te encuentras, ya que la seguridad es siempre la que debe adaptarse a la compañía y nunca al contrario.
En mi caso ha sido muy enriquecedor el paso por cada sector, ya que cada uno de ellos me aportó muchas experiencias distintas, lo que ha sido de gran ayuda al tener que adaptarme a una organización tan compleja como Indra, donde la diversidad de mercados hace que cada proyecto tenga necesidades particulares completamente diferentes. Se trata de organizar diversos procesos de seguridad sin que sean incompatibles entre ellos.

P.- ¿Cuenta con el respaldo de la alta Dirección de su compañía en materia de seguridad? ¿Existe una verdadera concienciación de la importancia de la misma?

R.- El equipo directivo de Indra cuenta con una experiencia media en la compañía superior a los diez años, lo que genera un importante grado de compromiso y liderazgo interno en todas las áreas de la Compañía.
El Director General de Recursos y Gestión Corporativa lidera el proyecto de seguridad y está plenamente involucrado en el desarrollo del mismo, revisando diariamente todos los asuntos relacionados con el departamento.
Por tanto, tenemos garantizado el respaldo necesario de la Alta Dirección para llevar a cabo nuestros objetivos respecto a la aplicación de políticas relacionadas con la Protección Patrimonial.

P.- Recientemente, han llevado a cabo un simulacro de evacuación en la sede central de Indra en Alcobendas (Madrid), ¿podría describirnos en qué ha consistido y que valoración hace del mismo?

R.- Al tratarse del primer simulacro que se realiza en la nueva Sede Social de la Compañía, supuso un laborioso trabajo de gestión de datos y organización de todo el personal implicado, que se realizó con el objetivo final de sentar las bases de la cultura de autoprotección que pretendemos desarrollar.
Una vez decidido el proyecto, se creó un equipo de trabajo con personal de la empresa y de consultores expertos que colaboraron en todos los procesos.

Foto:Belt Ibérica S.A.



Se realizaron varias fases para su implantación, como es la toma de datos, análisis y creación de documentación necesaria para la realización del Plan de Autoprotección y finalmente la implantación del mismo. Dentro de la última fase se integra el simulacro de evacuación que sirvió para conocer la situación real en la que nos encontraríamos en caso de una emergencia.
Ahora nos queda la parte más importante del proyecto que consiste en perfeccionar y actualizar el Manual de forma permanente, continuar la formación de los empleados, mejorar la coordinación entre el personal implicado y seguir realizando ejercicios de simulación de emergencias.

P.- ¿Está satisfecho de los resultados obtenidos?

R.- El ejercicio de evacuación cumplió ampliamente con el objetivo marcado, ya que se logró evacuar a 3.000 personas en menos de seis minutos sin que se produjera ningún incidente. Pero ahora debemos pasar página y centrarnos en aquellas cuestiones que todavía es necesario perfeccionar para conseguir la máxima seguridad de nuestros empleados y visitantes.

P.- ¿Está, a su juicio, suficientemente reconocida la figura del Director de Seguridad en nuestro país?

R.- Es imposible valorar al Director de Seguridad cuando en la mayoría de los casos no se da importancia al mismo Departamento. Esto se debe principalmente a la inexistencia de una cultura de seguridad en gran número de empresas españolas.
Se genera una gran alarma social cuando se producen incidencias graves y se intentan paliar con soluciones que tienen fecha de caducidad, pero no se piensa en la importancia de la gestión de seguridad día a día.
El ejemplo es claro si vemos el pequeño porcentaje de empresas que han creado un Departamento de Seguridad sin estar obligadas por la Ley. Solamente algunas Compañías han analizado la importancia de la Seguridad Patrimonial y se han dado cuenta que supone una gran inversión, en contra de ser considerada como un gasto o incluso un lujo innecesario.

P.-La amenaza del terrorismo global ha obligado a replantearse la política de seguridad. En este sentido, ¿está Indra llevando a cabo algún tipo de solución o estrategia para tratar de minimizar estas amenazas no convencionales?

R.- Tras la magnitud de los acontecimientos acaecidos el 11 de Septiembre de 2002 en Nueva York y el pasado 11 de Marzo en Madrid, se ha marcado un punto de inflexión en el ámbito de la seguridad y hemos de evolucionar hacia una protección global que conduzca al fortalecimiento de la seguridad nacional. Es necesario establecer nuevas medidas de análisis, prevención, protección e intervención, siendo necesario conseguir la mayor compatibilidad entre las tecnologías y el flujo de información.
Indra no podía permanecer al margen de esta problemática y desde el mes de Abril se está trabajando en el desarrollo de soluciones que permitan mejorar prioritariamente la seguridad en España. También hemos tomado la iniciativa de impulsar y coordinar acciones conjuntas con otras empresas del sector para articular las soluciones necesarias en este ámbito.
Estamos haciendo un gran esfuerzo en aplicar toda nuestra tecnología para organizar una nueva estructura que permita una solución global, combinando medidas en campos tan importantes como la inteligencia nacional, la seguridad de las fronteras y las redes de transporte, la protección de las infraestructuras cruciales, la defensa frente a ataques no convencionales y las medidas de emergencia.

Noticias relacionadas

Experto:
La Ley de Prevención de Riesgos Laborales se cumple: simulacro de evacuación en Indra, 
por Ana Álvarez (24.06.04) 



Indra gana en EEUU un contrato de Defensa de 13 millones de euros (23.07.04)




Macrocontrato de la OTAN para un grupo participado por Indra (26.04.04)




Izar, Indra y Lockheed Martin ultiman un convenio con Defensa por unos 700 millones de euros (25.02.04)




La OTAN instala una plataforma para que las empresas puedan concursar por Internet (13.01.04)




Indra diseñará el sistema español de defensa antiaérea por 177,3 millones (23.10.03)





Fuente: Seguritecnia
Fecha: Julio-Agosto de 2004