La Policía Nacional localiza en Algeciras una “guardería” utilizada por los muleros para expulsar y almacenar hachís

Los muleros viajaban a diario con la droga desde Ceuta hasta Algeciras

Salían de Ceuta en grupos formados por unas 10 o 15 personas, transportando cada uno de ellos entre 300 y 1.000 gramos de hachís, para dirigirse hasta una vivienda de Algeciras donde expulsaban la droga
Durante el registro domiciliario, la Policía Nacional detuvo a dos personas e intervino 10,500 kilogramos de hachís y 5.950 euros
23-agosto-2019.- Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Algeciras una vivienda utilizada por un grupo delictivo de “muleros” o “correos humanos” para expulsar y almacenar hachís. El transporte del estupefaciente se realizaba desde Ceuta a través de individuos que, repartidos en grupos de unas 10 o 15 personas, viajaban diariamente con cantidades de unos 300 y 1.000 gramos ocultos en sus cavidades genitales. Una vez en Algeciras, la droga se distribuía a diferentes puntos de la península.
Intervenidos 10 kilogramos y medio de hachís
La Policía Nacional inició la investigación al obtener información relativa a un domicilio de Algeciras que podría estar sirviendo de almacenamiento de hachís proveniente de Ceuta. Se estableció entonces un dispositivo policial de vigilancia discreta con el objetivo de identificar plenamente a los implicados y desmantelar la organización.
Los investigadores constataron que las personas que ejercían de correo humano cruzaban la frontera extremando las medidas de seguridad, saliendo de Ceuta en diferentes horarios y cambiando los vehículos para desviar la atención y evitar ser descubiertos.
Al llegar a Algeciras se dirigían a una vivienda utilizada a modo de guardería, lugar donde los muleros expulsaban la sustancia que después sería distribuida al resto del territorio nacional.
Desde un primer momento, los agentes comprobaron que eran frecuentes las entradas y salidas de personas, lo que hizo prever que en el interior pudiera estar produciéndose algún tipo de actividad delictiva. Hace varios días, dos personas salieron de este domicilio de forma sospechosa. Durante el seguimiento, los agentes comprobaron que ambos caminaban sin una dirección concreta y en actitud vigilante. En un momento determinado, cambiaron de dirección y se introdujeron en un locutorio de la zona mostrando una actitud evasiva, por lo que se procedió a la identificación de ambos.
Ante la posibilidad de que en ese domicilio se pudiera estar desarrollando una actividad ilícita, se les acompañó hasta la vivienda para realizar un registro aceptado de manera voluntaria por ambas personas. En su interior se hallaron diversos paquetes de color marrón envueltos en plástico transparente y que contenían un total de 10,500 kilogramos de hachís así como 5.950 euros en efectivo. Las dos personas fueron detenidas.

Otras noticias.Prevención de la drogadicción

  • Aunque la solución al problema de las drogas nos corresponde a todos, son los padres quienes podrán conocer, con mayor facilidad, si sus hijos han iniciado una etapa en que la convivencia con su ámbito cotidiano (relación familiar, colegio, amigos, etc.) puede deslizarse por una pendiente peligrosa en la que las drogas aparezcan como una "vía de escape".
  • Si su hijo es drogadicto, preste especial atención a estos consejos:
    • Mantenga la calma y no se alarme.
    • No le amoneste. Converse y gánese su confianza. Trate de conocer su situación real y préstele todo su apoyo.
    • No le condene sin escucharle. Trate de conseguir que se vuelva a interesar por algo; incluso, que le ayude en su trabajo. Cualquier tarea que se le encomiende, le hará sentirse útil.
    • Tenga paciencia. Cambiar su comportamiento no será fácil. Trate de estimularle para iniciar su recuperación.
    • Póngase en contacto con los centros oficiales de orientación sobre toxicomanías que funcionen en su localidad, provincia o comunidad autónoma.
    • Cuando el joven esté sometido a tratamiento observe estrictamente las indicaciones del terapeuta y no ceda a las presiones a las que su hijo le someterá. Que encuentre un aliciente respecto a lo que puede obtener de su familia si él asume un papel activo en su recuperación.
  • En su mano también está, en colaboración con otros sectores sociales, que sus hijos, y todos los suyos, no se inicien en el camino de la droga:
    • Procurándoles un hogar acogedor. Siempre es bueno que sus hijos tengan libertad para invitar a casa a sus amigos, y usted podrá conocer así sus intereses, sus problemas, sus proyectos de futuro, etc.
    • Manteniendo abiertos los canales de comunicación con sus hijos y respetando su enfrentamiento con el mundo que les rodea.
    • No consumiendo en el hogar drogas legales (medicamentos, alcohol, tabaco, etc.) de una forma que constituya el "recurso en el que se ahoga" cualquier problema.

Comentarios